Ático Séptima

Que siiii, que estoy con vosotr@s, que éste es uno de esos fines de semana que no apetece quedarse en casa, pero claro, en Madrid y en agosto ¿dónde puedo ir que no esté cerrado y que merezca la pena?. Pues esta metrópoli es tan gran que da para todo y para muestra la recomendación de hoy, el ático del Hotel Only You Atocha, llamado Séptima (la razón es porque esta situado en esa planta).

Y es que aquí la cocina y la decoración son de los que merecen la pena, permitiendo disfrutar de la fusión de un sitio con preciosas vistas, de comida trabajada y de una música suave que te acerca al cielo. 

 

El chef Javi Mora ha creado una carta bastante amplia que aglutinan lo fundamental, un gran producto junto con una gran diversión.

Ya pero, como siempre, cuando vamos a un sitio nuevo el problema es el ¿qué pedimos?, pues vamos a intentar echaros una mano.

Podéis comenzar con algo fresquito como la ensalada thai con gambones en tempura, o algo más de aquí, como la ensalada de pimientos con ventresca de atún.

Para continuar un plato que podéis compartir es un tiradito de corvina y leche de tigre de maracuyá que da el toque exótico.

Después pasaríamos a lo serio, por ejemplo las hamburguesas y los baos, que tienen dos especialidades hechas a la brasa que son platos que debéis probar. Una es el pulpo a la brasa con espuma de patata, en su punto, tierno y con una espuma ligera con el toque de gracia que siempre da el aceite de oliva y nuestro pimentón de La Vera. La otra es la sobrecostilla de wagyu con patatas ahumadas y salsa Trotamundos, una carne veteada con un sabor potente y una textura suave y jugosa que hace delicias en la boca.

Y para terminar…buff, para terminar viene lo mejor, no os perdáis el lingote de mousse de chocolate con ganaché de plátano, sin gluten y sin lactosa. Y para los que no sean tan golosos tenéis las esferas de melón en amazu, aloe vera en almíbar y helado de mango bio.

Si queréis rematar la faena probar uno de sus cócteles, puedes elegir alguno de sus clásicos reinventados como el Kale Mary, o simplemente comentarle tus gustos al barman y dejar que te sorprendan.

Pero todo esto tiene que cumplir con un requisito, el estar a gusto en un espacio exclusivo.

Para ello, desde por la mañana, se despliegan los carritos temáticos del desayuno (el bakery, el de frutas y smoothies…) y el puesto de show cooking, donde puedes pedir desde los clásicos huevos revueltos, a los mexicanos con un toque de tequila (de 7:30 h a 11:00 h).

Este mismo concepto lo comparte con el brunch, que se celebra los domingos con la música del DJ de fondo (de 13:30 h a 15:30 h), lo que llaman los PANORAMIC DRINKS SESSIONS.

Foto Diego Puerta

Por la noche, la música sigue amenizando una noche muy agradable, tanto en su acogedor interior como en su terraza con vistas a Atocha. Y sin notarlo, según va pasando la noche, los pies comienzan a moverse y el ambiente invita a pedir un cóctel para que disfrutes como si estuvieras en el séptimo cielo (de 20:00 h a 23:30 h.).

Con esta información yo creo que no hay excusa para quedarse en casa.

Consulta otros Áticos similares en nuestro espacio monográfico Áticos y Terrazas de Madrid.

Portada Inicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *