Ruta Jardines Campo del Moro

En Madrid existen parques de una belleza increíble, siendo sin duda el más conocido el parque del Retiro, pero existen otros que son menos conocidos y que sorprenden a cada paso que das, los Jardines del Campo del Moro es un ejemplo de ello.

Por lo general casi toda la gente que vive y que visita Madrid recorre la zona del Palacio Real recorriendo la plaza de Oriente, pero un gran número desconoce la hermosura de los jardines que habitan detrás del Palacio.

Un lugar hecho para el disfrute romántico donde parece detenerse el tiempo y donde únicamente con recorrerlo descubriendo rincones inigualables, hacen de este jardín, un lugar mágico.

Y claro está, allá donde hay un lugar como éste, nosotros tenemos que tener una ruta para darlo a conocer.

En esta ocasión os brindamos la oportunidad de que conozcáis uno de los sitios más alucinantes de la ciudad el cual, como podéis imaginar, tiene  sorprendentes historias que contar.

Además, y ya que estamos por la zona, aprovecharemos para enseñaros el Puente del Rey y la entrada a la Casa de Campo donde descubriremos por qué se llama así éste que fue un “Real Sitio” hasta entrado el siglo XX.

Y por último, también disfrutaremos contándoos la historia de la Puerta de San Vicente y de la Estación del Norte.

Quizás ésta sea una de las rutas que más os pueda sorprender, porque le damos el punto de gracia haciéndola exclusivamente en primavera y otoño, los momentos álgidos de tan bello jardín.

———————————————————————————————————

Aviso de Responsabilidad: Alter Matrice, organizadora de estos recorridos, informa a todas las personas que participan en sus rutas de las normas básicas para que las mismas se desarrollen de manera óptima intentando evitar percances o accidentes que pudiesen producirse, pero no obvia la posibilidad de que alguno aconteciese a cualquiera de las personas que nos acompañan en cada recorrido.
Por ello, Alter Matrice y sus guías no pueden hacerse responsables de los incidentes de cualquier tipo (daños, accidentes, lesiones…etc) que pudiesen producirse a lo largo de los recorridos que llevamos a cabo. 
Cada una de las personas que nos acompañan deberán velar de si mismas para evitar cualquier incidente, y de producirse, deberán responsabilizarse de lo que cada una de ellas cause o bien de lo que pueda acaecerles.