Ruta Puerta del Sol





Cuantas y cuantas veces habremos pasado por la Puerta del Sol, vengas de donde vengas, seas de donde seas, cuando vienes a Madrid, esta Plaza (la única plaza en Madrid que no tiene el nombre de plaza) es lugar de obligado paso.

Pero siendo así y sabiendo que hay cientos de historias y anécdotas que la envuelven, ¿cuántos conocéis la historia de tan bello lugar?.

Ahora tenéis la oportunidad de conocerla y sin duda a nadie dejará indiferente.

Para este recorrido hemos convencido que os acompañe uno de los personajes de las letras españolas más curioso, extravagante y excéntrico, hablamos de RAMÓN Gómez de la Serna.

Máximo exponente de las tertulias en los grandes Cafés de Madrid de finales del siglo XIX, su enorme conocimiento del centro de Madrid hace que sea la persona idónea para daros a conocer todos y cada uno de los detalles de la Puerta del Sol, sus alrededores, las cuádrigas más famosas de la capital, los edificios de belleza sublime y los rincones de leyenda.

Además, os irá explicando quién fue, qué género literario creó (os recitará alguna de sus creaciones), y os contará verdaderas curiosidades y anécdotas que harán de esta ruta una de las más divertidas de todas las que hacemos en la actualidad.

Tiempo de duración estimada: 2 horas

Grado de dificultad: ninguno

Nivel de diversión: muy elevado

Ganas de repetirla: muchas

———————————————————————————————————

Aviso de Responsabilidad: Alter Matrice, organizadora de estos recorridos, informa a todas las personas que participan en sus rutas de las normas básicas para que las mismas se desarrollen de manera óptima intentando evitar percances o accidentes que pudiesen producirse, pero no obvia la posibilidad de que alguno aconteciese a cualquiera de las personas que nos acompañan en cada recorrido.
Por ello, Alter Matrice y sus guías no pueden hacerse responsables de los incidentes de cualquier tipo (daños, accidentes, lesiones…etc) que pudiesen producirse a lo largo de los recorridos que llevamos a cabo. 
Cada una de las personas que nos acompañan deberán velar de si mismas para evitar cualquier incidente, y de producirse, deberán responsabilizarse de lo que cada una de ellas cause o bien de lo que pueda acaecerles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *