Ruta Jardines de Aranjuez

En pocos lugares se vive el otoño como en Aranjuez. Es alucinante sentir la tranquilidad que transmiten sus jardines, algo que las 15 personas que nos habéis acompañado en la Ruta por los Jardines de Aranjuez estamos seguros que habéis sentido.

Pasear por el Jardín de la Isla es algo tan especial que nos transporta a nuestros mejores momentos. No es de extrañar que en ellos, Joaquín Rodrigo encontrase la motivación para componer el incomparable Concierto de Aranjuez.

Es grandioso poder observar esos majestuosos árboles plátano que embargan la mirada y que muestran su poderío sin que podamos quitarles la vista de encima.

Guau, y qué decir de sus fuentes y estatuas, presentes algunas de ellas desde hace más de 500 años, son sin duda nuestra mejor huella de la historia desde un punto de vista privilegiado, observando impertérritas el paso del tiempo.

Todo pasa pero en algunos lugares parece que por momentos el tiempo se detiene y nos brinda lo mejor de la belleza elevada a su máxima potencia.

Un domingo para el recuerdo que sin duda habrán disfrutado todas las personas que nos habéis acompañado en éste recorrido.

Habrá que esperar al año que viene para volver a sentir el alma de éste lugar.