Rutas de Tabernas Centenarias

Siendo sinceros hemos de decir que Madrid nos proporciona, en muchos aspectos de la vida, lo que pocas ciudades consiguen, ¿la clave? posiblemente el ser una gran ciudad, pero no solo eso, porque Madrid es algo más, una urbe que logra mantener fantásticas costumbres, que consigue fusionar lo antiguo con lo moderno de una manera muy digna, y un ejemplo de ello son las Tabernas Centenarias que a día de hoy siguen funcionando con gran vigor.

Y es que no es ni una ni dos, es que en el entorno del centro podemos disfrutar de casi una treintena de Tabernas y Bodegas míticas que por suerte para nosotros, conocemos y disfrutamos.

Y es ahí donde intervenimos, dando a conocer a tod@ aquel que lo desea, un gran número de estos tesoros que debemos saber guardar por muchos años, siendo testigos de su historia y sabiendo saborear lo mejor de cada una de ellas, tal y como lo hemos hecho éste fin de semana.

Las dos Rutas de Tabernas Centenarias que hemos llevado a cabo han sido el broche perfecto para finalizar nuestra novena temporada (ahí es nada). Un disfrute con gente top que nos empuja a mejorar día a día y nos ayuda a superarnos cada vez más.

Unas rutas con copyright que difícilmente pueden plagiarse porque tal y como dice la frase: «el secreto está en la masa», y éste solo está al alcance de aquellos que hacen las cosas con el mayor de los cariños.

Concluimos una nueva temporada con la satisfacción de pensar que hemos hecho las cosas bien, de saber que seguís viniendo, que nos seguís apoyando, que seguimos teniendo ganas de innovar para ofreceros más y mejores rutas.

Ahora llega el verano, el cual disfrutaremos a tope para volver con las pilas cargadas en septiembre de cara a dar comienzo a la que será nuestra décima temporada, todo un logro para los tiempos que corren.

Desde Rutas Alter Matrice os deseamos paséis un gran verano y que a la vuelta del mismo nos podamos volver a ver para gusto de tod@s.

Ruta de áticos Gran Vía

Una misma ciudad tiene muchas perspectivas desde la que ser observada y en cada una toma una dimensión. Nosotros, después de hacer la Ruta de áticos de la Gran Vía nos quedamos con esa en la que se ve desde las alturas.

Y es que el tener el honor de ser los únicos que llevamos a cabo un viaje por las azoteas de Madrid nos lleva a contar con la satisfacción de todas las personas que nos habéis acompañado éste fin de semana a éste tipo de rutas únicas en la ciudad.

Cada una de los áticos aporta una visión diferente de la ciudad, nos permite contemplar los edificios en otra dimensión, nos muestra unos planos únicos para hacer unas fotografías sin igual.

Y todo esto acompañado de las historias mitológicas que dan visibilidad a cada una de las esculturas que nos vigilan desde las alturas.

Si a lo anterior le sumas que encima subimos a los áticos más espectaculares, a aquellos recién abiertos y a los más cool de los cielos de la ciudad, podemos concluir que estamos ante la ruta más diferenciadora. elegante y exclusiva de todas las que hoy por hoy se pueden realizar en Madrid.

Ya sea de mañana, de tarde o de noche…