Ruta por El Capricho en otoño

Hay veces que es difícil expresar lo que podemos llegar a sentir en un día tan especial como fue éste sábado al hacer la Ruta por el Parque del Capricho.

Es de estas veces que la mejor forma de explicarlo es haber estado presente porque de otra manera resulta muy complicado expresar con palabras tanta belleza y tanto colorido juntos, siendo de ello testigos 21 personas que sin lugar a dudas gozaron de uno de esos días únicos.

Por no faltar no nos faltó ni siquiera una lluvia de hojas, algo que supuso el colofón perfecto a una mañana de impresión.

Si a eso le unes un día con una luminosidad increíble y un suelo que parecía una alfombra de colores, llegamos a la conclusión de que pocas veces tendremos la oportunidad de coincidir con un día tan mágico.

Éste, un parque que nunca decepciona, es capaz de hacernos ver que la belleza no tiene limites y que cada día puede enseñarnos una cara distinta y maravillosa.

Un momento que no se volverá a repetir al menos, hasta el año que viene en el que seguro que volveremos a estar allí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *