Archivo de la categoría: Rutas realizadas

Ruta Estación del Norte

Volver, quizás la palabra más utilizada en la actualidad, una palabra que por si misma representa la vuelta a esas rutinas que quizás no supimos valorar en plenitud.

En nuestro caso volver ha significado un maravilloso reencuentro con amig@s a los cuales echábamos tremendamente de menos y es que sentir es el mejor verbo para describir el momento en que volvimos a ver a todas estas personas a las que nos une un grandísimo afecto.

Si, porque este fin de semana nos hemos reencontrado con 34 amig@s (entre el sábado y el domingo) con los que hemos compartido momentos muy agradables que por instantes nos han trasladado una cierta normalidad donde descubrir Madrid resulta un bálsamo perfecto.

Y desde luego que el recorrido estuvo a la altura de lo esperado, porque la Estación del Norte, la Puerta de San Vicente, la Ermita de la Virgen del Puerto y la Casa de Campo nos estaban esperando con los brazos abiertos para aportarnos su magia y su enorme belleza.

Claro está que el tiempo también quiso tener su protagonismo y nos regaló unas mañanas primaverales que nos permitieron disfrutar del recorrido sin sudar la gota gorda.

Todo un lujo dar a conocer una parte de Madrid menos conocida que sorprende con la cantidad de historia que atesora, con el descubrimiento de rincones insólitos, con lugares cuyas vistas sorprenden al más pintao y que hacen que te preguntes qué es lo que realmente conocemos de esta ciudad.

Si a todo esto le añades que no hemos perdido las buenas costumbres de disfrutar de unas buenas tapas una vez acabo tan agradable ruta, pues podemos concluir diciendo que todo éste tiempo no nos ha hecho cambiar, si no en todo caso, mejorar.

Ahora toca disfrutar del verano, peeero prometemos volver a veros en septiembre, con más fuerza, más ganas y con nuevas rutas que nos permitirán enseñaros éste gran Madrid desde todos sus ángulos de una manera amena y divertida.

Ruta Parque del Oeste

A ver, a mi que me expliquen cómo una ruta que empieza a las 11 h para recorrer un lugar de alucine como es el Parque del Oeste, puede seguir crecer y mejorar hasta terminar a las 19 h

Pues sencillamente porque nuestras rutas trascienden del puro hecho de llevar a cabo un gran recorrido lleno de historia, curiosidades y descubrimientos de rincones insólitos, crecemos con vosotros y llevamos la ruta hasta lo más alto.

Para empezar conseguimos tener un tiempo perfecto que nos permitió realizar un recorrido increíble por lugares recónditos del Parque del Oeste que seguro van a quedar en la memoria de las 16 personas que nos acompañasteis.

Los libertadores, las fábricas de cerámica, la Tinaja, un cementerio muy particular, una Rosaleda de lujo y un magnífico Templo de Debod hicieron que viviésemos una ruta diferente plena de sorpresas y secretos al descubierto, la cual celebramos tomando un aperitivo de auténtico lujo.

Y para terminar encumbrados, no tuvimos mejor idea que presentarnos en el Hotel Riu de Plaza de España para subir a su ático y disfrutar de una tarde irrepetible, repleta de momentos para el recuerdo.

Ahora ya empiezo a entender cómo una ruta de 2 h (teóricas) se convierte en un magnífico día en el que compartir experiencias inolvidables.

Ruta Madrid Medieval

Por más que lo digamos, es difícil llegar a expresaros nuestra enorme satisfacción por contar con la gran suerte de enseñar un Madrid totalmente diferente, y un ejemplo de ello es la Ruta por el Madrid Medieval que hicimos el pasado sábado.

Cuántas veces hemos pensado que casi conocemos más el centro de algunas ciudades europeas que el de nuestra propia ciudad, y creo que es cierto, porque teníais que haber visto la reacción de muchas de las 32 personas que nos acompañaron en esta ruta al pasear por calles del centro que ni siquiera sabían que existían, o descubrir rincones incomparables en los que nunca antes se habían parado a disfrutar, o conocer historias únicas del Madrid de hace 500 años.

Y es que cada rincón, cada plaza, cada símbolo consigue mostrarnos la grandeza de una ciudad que cuenta con una historia de más de 1.200 años repletos de cambios que han permitido que se transformase hasta ser una de las ciudades más importantes y cosmopolitas del mundo.

Si a esto le añades que tuvimos el privilegio de ser uno de los pocos que hemos logrado acceder al interior del Pasadizo del Panecillo (lleva cerrado desde el siglo XIX), o que compramos en un convento de clausura unas pastas de té excepcionales, hace que descubrir Madrid se convierta en un atractivo de primer nivel.

Un recorrido de lo más atractivo que logró mantener una sonrisa continua en todas las personas que nos acompañaron y que disfrutaron de una preciosa mañana.

Próxima parada, marzo, mes para el que os hemos preparado nuevas rutas que esperamos sigan cumpliendo vuestras expectativas.

Ruta de la Libertad

Por fin, una ruta dedicada a la esencia de una persona, la Libertad, éste es nuestro particular homenaje a una palabra que es santo y seña para tod@s l@s que huimos de la dominación y reprendemos cualquier acción dictatorial.

Las 18 personas que nos acompañasteis en éste recorrido pudisteis comprobar la grandeza de aquellos primeros defensores de una palabra que existe desde el principio de los tiempos pero que nosotros no la hemos podido disfrutar hasta hace bastante poco tiempo.

Un lugar único que atesora un gran simbolismo unido a una belleza escultural increíble que nos permite recrearnos en cada uno de sus detalles y que nos permitió dar a conocer a personajes fundamentales en la historia de España.

Y claro, como bien entenderéis, tuvimos que brindar en honor a todos ellos y qué mejor modo que tomando un magnífico vermut en Bodegas Casas acompañado de unos pinchitos de esos que se te hace la boca agua.

Así cogimos fuerzas para llegar a nuestro segundo lugar secreto, uno de esos lugares que te deja sin habla ante su magnitud, una nave con objetos, maquinaria y vivencias de hace 100 años que nos descubrieron de una manera didáctica y apasionante.

Un paseo por la historia que supuso un colofón perfecto para una de esas rutas en la que desde el primer momento sabes que has visto y has conocido algo muy especial.

Todo un lujo al alcance de tod@s y cada un@ de l@s que nos acompañáis en éste transitar por una ciudad sin límites.

Ruta Tabernas de ponzano

Pues sí, tenían razón los del «tiempo», el domingo hizo un día muy ventoso, y también teníamos razón los de Alter Matrice porque al mal tiempo le pusimos la mejor cara, esa que solo se pone cuando uno se lo está pasando genial en una ruta como la de las Tabernas de Ponzano.

Y es que este recorrido ha dado mucho de sí y todo bueno, porque las 27 personas que vinisteis a esta ruta podéis dar cumplida respuesta del disfrute que tuvimos durante las 6 horas que pasamos juntos, y eso teniendo en cuenta que era domingo (no me quiero imaginar si la hacemos el sábado…).

Hay que tener en cuenta que el barrio ayuda mucho, y no solo la calle Ponzano, si no otras calles que guardan verdaderos tesoros gastronómicos que pocos conocen y que ciertamente consiguen que conozcamos la diversidad de bebida y comida de una zona estupenda de Madrid.

Difícilmente en una sola ruta se puede llegar a conocer tantos lugares, se puede llegar a probar tanta variedad de comida y bebida y se puede llegar a saber la historia de tantos bares con una diversidad tan grande que nos permita volver con garantía de éxito total.

Si a todo esto le unes que tienes el privilegio de conocer la vida y milagros de un tal Ponciano Ponzano, la ruta se convierte en el domingo perfecto.

En definitiva, primera ruta del año y primer gran éxito de asistencia y de disfrute. Una forma distinta de pasar un gran día rodeado de gente increíble que siempre facilita el perfecto desarrollo del recorrido.

Las Rutas de las Preuvas

Tengo que reconocer que nuestra Ruta de las PreUvas se está convirtiendo en un clásico prenavideño con estilo propio perfectamente definido y único.

Algo que nació como una propuesta de intenciones se ha convertido en un acontecimiento que cada año va creciendo más y más, hasta llegar el punto de que éste año la hemos tenido que hacer dos días seguidos.

Y es que sinceramente esta vez ha sido todo un lujo, con una Ruta de Crímenes por Madrid que a tod@s sorprendió, seguida de una cena increíble en un lugar fantástico que fue todo un descubrimiento y que nos permitió cenar de manera exclusiva, sin ruidos ni esperas en un ambiente genial (gracias María por la comida tan especial que nos hiciste).

Pero esto solo había hecho empezar, porque a continuación de la cena vino otro de los momentos especiales, la celebración del Año Nuevo en la mismísima Puerta del Sol…con algo de adelanto, porque o lo han cambiado o los días 13 y 14 de diciembre todavía no son los últimos días del año, pero es ahí precisamente donde reside la magia, en saber que divertirse y pasarlo bien es digno de celebración cualquier momento del año, sin tener que esperar a las fechas señaladas.

Si, todo muy bien, pero aún faltaba el puntazo final, la manera más espectacular de coronar una noche para el recuerdo, poner Madrid a nuestros pies…

Y para ello nos fuimos, nada más y nada menos que al mejor ático de Madrid, al del Edificio España, el cual nos acogió cuál personajes famosos fuésemos, con unas vistas únicas de tooodo Madrid, en dos noches claras que nos permitieron disfrutar de un lugar sin igual.

Allí nos vaciamos bailando y riendo hasta que nos invitaron a irnos, dando por culminada una velada irrepetible.

En resumen, una noche fantástica rodeados de personas que les encanta pasarlo bien y a los que nos entregamos en cuerpo y alma para recompensarles su tremenda fidelidad a un proyecto diferente, lleno de encanto y que sigue creciendo con paso firme.

Ruta de los Palacios

Vamos a ver, ¿dónde se ha visto que en una misma ruta se pueda visitar una estación de Metro fantasma, se puedan ver 10 Palacios conociendo su historia y se pueda tapear en pleno Ponzano?, pues aquí, en Rutas Alter Matrice, en éste recorrido único llamado la Ruta de los Palacios.

Sinceramente, esto es venirnos arriba con todas las de la ley, porque este recorrido ha marcado un antes y un después en la forma de vivir una ruta por Madrid, y si no comprobadlo vosotr@s mism@s.

Nuestra primera visita, todo un espectáculo, un magnífico recorrido guiado por el Anden 0 de Chamberí con el mejor guía posible, Luis María, uno de las personas que más sabe del Metro de Madrid.

Nuestra segunda parte del recorrido fue dedicada a presentar in situ 10 de los grandes Palacios de Madrid que viven su segunda juventud, lugares repletos de grandes historias y anécdotas que sin duda despertaron la curiosidad de tod@s l@s que nos acompañasteis.

Para seguir la ruta conociendo bellezas reservadas a un@s cuant@s privilegiad@s que sin duda quedaron asombrad@s con cada una de las cosas que pudieron ver.

Y terminar en el mejor de los lugares posibles, nada más y nada menos que en la Casa-Taller de Joaquín Sorolla, cerrando la jornada celebrando éste gran día.

Difícilmente se puede tener un día tan completo, tan agradable y con tan buen rollo, una verdadera pasada.

Ruta otoñal a las Quintas

Qué sensación tan increíble es poder pasear y disfrutar de manera tranquila de dos de las Quintas más espectaculares de la ciudad, La Quinta de los Molinos y la Quinta de Torres Arias.

Esto es lo que sin duda han sentido todas las personas que nos acompañaron en uno de los recorridos más especiales de éste otoño, la Ruta de las Quintas.

Dos sitios espectaculares que solo se parecen en su calificación de Quintas, porque la primera de ellas cuenta con la belleza de un parque integrado en la ciudad, magníficamente estructurado y de gran aprovechamiento.

Un lugar creado para el disfrute de sus propietarios que ya desde hace unos años no son otros que todo aquel que desee visitarlo.

Que además reluce y mejora en otoño al unirse colores verdes y ocres, que crean un atmósfera de tranquilidad que recarga las pilas a tod@ al que allí se encuentra, y que cuenta con una historia digna de contar en un Master de Economía.

Cerca de allí nos encontramos con la Quinta de Torres Arias, todo un lujo para Madrid, un lugar de una belleza increíble, un parque de la naturaleza, en el que te encuentras en libertad.

Un lugar atípico dentro de una ciudad, que te permite pasear sin llegar a notar la presión de lo que tienes alrededor.

Todo un lujazo de parque por descubrir, lleno de rincones y figuras mágicas que sin duda consiguen que la experiencia sea perfecta.

Si a todo esto le unes la brutal historia que atesora tan precioso lugar, logras pasar un rato para el recuerdo.

Las Quintas y el otoño, un tandem perfecto.

Ruta Campestre de otoño

Os avisamos, ésta Ruta Campestre tenía todos los mimbres para ser un día para el recuerdo, y así fue, porque menudo día de otoño nos regalaron éste sábado, con una temperatura de 23º, de esas que firmarías para todo el año.

En esta ocasión el madrugar tuvo su recompensa y es que poder conocer recónditos lugares en los que te muestran restos de cinco fortines de la Guerra Civil en un óptimo estado de conservación, no tiene precio.

Si además al terminar este primer tramo de ruta, y para reponer fuerzas, te llevan a un precioso lugar con arboleda para disfrutar de uno de esos aperitivos que solo los puede preparar un experto en la materia como es Cachi, la cosa va subiendo de nivel.

Si después te marcas un suave sendero entre árboles, te llevan a visitar el centro del pueblo de Fresnedillas de la Oliva y tomas contacto con las naves espaciales que adornan su Museo Lunar, el tema sigue mejorando y la mañana toma tintes épicos.

Pero es que lo mejor queda por llegar, y si no que se lo pregunten a nuestr@s parroquian@s, porque nuestro gran chef nos estaba esperando para deleitarnos con algunos de los platos más deliciosos que puedas tomar, previa degustación de unos pinchos espectaculares.

Y para culminar un día extraordinario, no podía faltar nuestra visita al chill-out desde donde apreciar «nuestro mar interior« junto a los amig@s, pasando un delicioso rato que hace que se te olviden todas las penas.

En resumen, momentos de la vida que hay que disfrutar en la mejor compañía, vosotr@s.

Ruta del Capricho

Es un hecho, el parque de El Capricho cada vez es más conocido, y su fama se la está ganando día a día, estación a estación, año a año.

Y es que entrar en éste gran jardín es sinónimo de paz, de sosiego, de descanso…ese que te hace olvidarte del mundo exterior y que te recarga de energía, si, ese tipo de energía que en muy pocos lugares puedes encontrar.

Pero éste sábado, en la ruta que hemos llevado a cabo, las 17 personas que nos habéis acompañado habéis podido comprobar que éste parque es mucho más que cualquier otro, hemos logrado algo más, conocer la simbología oculta en cada lugar, descubrir los secretos mejor guardados, las curiosidades más alucinantes de este espectacular sitio y las historias más esotéricas que nunca esperasteis saber de tan bella finca.

A esto hay que añadir que el tiempo nos acompañó en una preciosa jornada otoñal que lo impregna todo de color y que consigue ofrecer un plus increíble a todo aquel que se acerca a disfrutar de éste espacio.

Un dato, después de casi 3 horas de ruta, tod@s l@s presentes seguían creciendo en el interés de conocer más de éste enigmático parque, nadie tenía prisa por irse, nadie bostezaba, solo buscaban completar el libro que unas horas antes habíamos comenzado a leer.

He de reconocer que crear este ambiente es bastante más fácil contando con un entorno como el existente, con un público tan entregado al conocimiento y con unos parajes de ensueño que invitan a seguir recorriéndolos una y otra vez.

Y si como pieza añadida le sumas la gratitud de los presentes para que podamos entregar dinero a la ONG Infancia Solidaria, por fin todo cuadra en un marco perfecto.

Como siempre, gracias por vuestra ayuda, por vuestra colaboración y por seguir entendiendo nuestra idiosincrasia.