Archivo de la categoría: Rutas realizadas

Ruta por los secretos ocultos de Madrid

En verdad que nunca pensamos que esta ruta alcanzase los niveles de interés que está teniendo, ciertamente es algo que hasta a nosotros mismos nos está sorprendiendo.

Y es que si al principio te dicen que es una ruta intensa como pocas, que dura más de 3 horas y que parte del recorrido se hace en el Metro de Madrid, está claro que genera perspectivas bastante positivas y sobre todo, curiosidad.

Si, porque al fin y al cabo vamos buscando cosas diferentes, cosas que nos atraigan y que nos dejen boquiabierto, y ésta ruta cumple con todos los requisitos para asombrar y para despertar ese morbo que nos causa lo desconocido.

Teniendo en cuenta la apuesta, lo más honrado es cumplir con las expectativas de todos los que nos acompañáis y esta ruta lo cumple sobradamente al dejaros al descubierto cinco sitios únicos en Madrid que la mayor parte de la gente desconoce que existen y menos su ubicación.

Pero si además te explican al detalle cada uno de ellos para que conozcas toda su historia, el recorrido se convierte en algo difícilmente superable, en un imprescindible por derecho.

Restos arqueológicos de hace casi 500 años sacados a la luz para disfrute de las personas que nos acompañasteis, casa museo con más de 400 años, exposiciones de mosaicos de hace 18 siglos…sinceramente, algo verdaderamente complicado de localizar en la ciudad.

En fin, una pasada de ruta que nos permite abrir nuevas posibilidades que queremos compartir con tod@s vosotr@s para que sigáis descubriendo una ciudad diferente y repleta de sorpresas.

Ruta Tabernas de Ventas

Esto es un no parar, una nueva Ruta de Tabernas hemos inaugurado, en este caso por el barrio de Ventas, casticismo en estado puro.

Y como siempre, estuvimos acompañados de un gran grupo en espera de recorrer algunas de las mejores Tabernas históricas del barrio, esas a las que entras expectante y sales más que satisfecho.

Claro que si a las Tabernas le sumas anécdotas mil de la plaza de toros, datos sorprendentes, curiosidades de todo tipo y la visita a una de las barriadas más llamativas de Madrid como es La Guindalera, te da la sensación de que has vivido una ruta para el recuerdo.

Una barriada única en Madrid que te traslada a los barrios londinenses más característico y que ha servido de complemento perfecto para conjugar diversión y conocimiento en una misma ruta.

Ahora, esto no debe hacernos olvidar las magníficas Tabernas que hemos visitado y que sin lugar a dudas han conseguido que podamos probar lo más tradicional de cada una de ellas, incluido, como no, el rabo de toro.

Diversión, conocimiento y barriga llena el mejor reclamo para unas rutas que están causando furor en la población madrileña, un modo diferente de disfrutar de Madrid saliendo siempre por la Puerta Grande.

¿Cuánto tiempo más a tardar en venirte con nosotros?

Ruta Tabernas de Ponzano

Hooollaa a tod@s,

Era fácil pensar que la Ruta de Tabernas de Ponzano podía ser un éxito, pero la realidad ha sobrepasado las mejores expectativas, porque fue una ruta para el recuerdo.

¿La razón?, sin lugar a dudas la predisposición positiva de las 14 personas que nos acompañasteis y que desde el primer momento quisisteis pasarlo en grande.

Y es que si desde la primera Taberna la cosa se pone brava, pues hay que darlo todo, tal y como hicimos, tomándonos unos torreznos y unas croquetas para chuparse los dedos, eso si, bañado con un vermut de primera.

Si acto seguido te llevan a una de las Tabernas más agradables de Ponzano en la que disfrutar de los mejores productos frescos y de un queso excelente, lo único que resta es aplaudir al camarero y a tod@s los presentes.

Pero ahí no queda la cosa, que si eso, ya nos venimos arriba y nos tomamos unas zamburiñas en unas de las Tabernas que mejor marisco fresco tiene en todo el barrio. Vamos, que el disfrute no pareeee…

Si, porque para terminar, dimos a conocer y nos tomamos la última en la única Taberna Centenaria de Ponzano, un imprescindible del que disfrutamos como enanos y que dio paso al término de una ruta increíble, repleta de buenos ratos en la que lo pasamos de auténtico vicio.

Y si no comprobarlo por vosotr@s mism@s…

Ruta Tabernas de Atocha

Llega diciembre y es hora de celebrar con tod@s vosotr@s el final de un nuevo año, y hay que decir que como siempre, el disfrute ha estado a la altura en la Ruta de Tabernas Históricas de Atocha.

Un recorrido muy especial por nuevas Tabernas de aire bohemio que nos han trasladado al Madrid de mediados de siglo, ese en el que Bodegas y Tabernas eran un clásico de la ciudad.

Lugares míticos que siguen mostrando su autenticidad a través de detalles tan simples como complicados de mantener. Preciosos relojes de pared, barras de madera repujada, mostrador de lebrillo de estaño, cenefas de azulejos, ese espejo que te observa…decoración que exigen estos “museos” del noble placer de degustar un buen vino.

Y es que el barrio de Atocha/Lavapiés es el que mayor número de tesoros de este tipo se pueden visitar, luciendo con brío el paso del tiempo que sin dudas las ha hecho más hermosas.

Claro, que si a todo esto le añadimos que en la mayor parte de ellas se tapea de auténtico lujo, alcanzamos el nivel de insuperable que nos lleva a la excelencia en una ruta única, llena de encanto y exclusividad al alcance de pocas empresas. Y para muestra un botón…

En fin, como veis, vale más una imagen que mil palabras…

Un disfrute pleno para un día perfecto con el que terminar las rutas de un año sencillamente magnifico en el que hemos disfrutado de momentos increíbles junto a cada un@ de vosotr@s.

Ruta del Hipódromo

Pues sí, por fin llegó el día tan esperado, la inauguración de la Ruta del Hipódromo, esa que nos ha trasladado a tod@s a los felices años 20 de la aristocracia madrileña.

Un recorrido alucinante por el entorno de Ríos Rosas que poc@s esperaban que contase con tantos atractivos y todos tan distintos.

Pero sin lugar a dudas dos han sido los momentos más llamativos, uno la visita al Museo Geominero, una joya en toda norma que nos ha dejado sin habla por su magnificencia y espectacularidad. todo un descubrimiento para las 22 personas que nos han acompañado.

Y lo segundo, el que fue el Hipódromo de Madrid, uno de los lugares más curiosos de todas las instalaciones habidas en La Castellana, un recinto único y que cuesta creer que allí estuvo, y que atesora una historia de lo más curiosa y sorprendente que disfrutamos de lo lindo.

Un espectacular recorrido por nuestra historia no demasiada lejana que impacta sobremanera al andar por los lugares que no hace tanto tiempo tuvieron unos usos tan sumamente diferentes.

Historia y modernidad unidas a través de un barrio que a día de hoy es uno de los que más de moda se encuentran en Madrid y donde el disfrute siempre está garantizado.

Una nueva y preciosa ruta que no hace más que corroborar que Madrid es una ciudad única y sin fin, repleta de lugares que mostrar.

Ruta de los Castañares

No hay otoño que se precie en el que no se visite un castañar, y éste no iba a ser una excepción, por eso éste sábado nos hemos marcado una pedazo de ruta de alucine por el Castañar de Rozas de Puerto Real.

De lo que parecía podría ser un día gris, resultó salir un día increíble con una luz que nos brindó unos colores y unas imágenes que nos hicieron gozar de lo lindo.

Una senda entre castaños de lo más agradable en un entorno rodeado de monte que hacía más agradable el camino, nos llevó hasta el paso subterráneo que le dio a la ruta su punto aventurero.

Y de allí hasta alcanzar el punto culminante de la ruta, el magnífico Embalse de Morales que dio la nota idílica del día y en el que aprovechamos para hacer nuestra parada-picnic en un entorno sin igual en el que disfrutamos a lo grande.

Y para justificar lo comido, seguimos con nuestro recorrido por una zona de bosque que continuó por la orilla del embalse que nos dejó momentos e imágenes inigualables.

Ya de regreso al castañar llegó el punto álgido del día, una mesa perfecta para disfrutar de un menú cercano a la Estrella Michelín con todo lujo de detalle que sin duda sació de sed y hambre a tod@s nuestr@s indómit@s ruter@s que lo dieron todo en un día de lo más especial.

Sin duda, el mejor broche para una jornada que quedará para el recuerdo por su belleza y por el magnífico ambiente vivido.

Rutas de Áticos

Esto no tiene vuelta atrás, la fiebre por los Áticos en Madrid no tiene fin, y para prueba el fin de semana pasado, porque, aun con mal tiempo también somos capaces de no venirnos abajo y sacar con nota una ruta muy complicada.

El finde se presentaba muy bravo y lluvioso, pero nuestra gente no se rinde ante nada y confía plenamente en que al final el recorrido merecerá la pena, por lo que claro está, que nos volcamos a tope para conseguir que pasásemos un gran día.

Y vamos que si lo conseguimos, visitando tres magníficos áticos cubiertos que nos permitieron disfrutar de lugares magníficos y de un entorno único con unas vistas solo al alcance de las alturas.

El primero de ellos, el que representa la vivienda donde vivió el Director del Hotel hace 100 años, decorado con un gusto magnífico que permite rememorar las salas más importantes de la casa desde un punto de vista moderno, actual, rompedor, todo un espectáculo al alcance de nuestros ojos.

El segundo es un Hotel fantástico con una atención a la altura del lugar. Un ático que aglutina terraza, piscina, zona cubierta…un lugar multiusos que permite su disfrute con independencia de las condiciones climatológicas del día y encima no cobran por subir.

Y un tercer ático con vistas a la Puerta del Sol ubicado en uno de esos lugares que nunca imaginarías, donde además puedes disfrutar comiendo algunos de sus platos más típicos de Cartagena de Indias. Lo único que lo estropea, la actitud de algún camarero que quiere tener más protagonismo del que debe.

Y estos son únicamente tres ejemplos de los 40 Áticos que ya tenemos disponibles en la zona de Gran Vía y aledaños de la Puerta del Sol que está convirtiendo a Madrid en el eje del buen rollo y la diversión.

Toca a su fin las rutas de Áticos ésta temporada, volveremos a hacer alguna nueva a partir de la primavera de 2024 (ir cogiendo plazas que se acaban pronto…).

Rutas Áticos del Cielo

Pues eso, que para ser las últimas rutas de la temporada, la cosa no pudo estar mejor, y es que culminar con dos Rutas de Áticos del centro de Madrid es algo así como rozar el cielo, y si no que se lo digan a las más de 30 personas que nos acompañaron.

Por la mañana tocaron algunos de los más sorprendentes de la parte central de la Gran Vía, algunos de ellos espectaculares como es el ático del Hotel Hyatt y uno nuevo a incluir a nuestro portfolio, Nota Alta del Teatro Albeniz.

Y para la tarde nos reservamos aquellos que mejores vistas tienen del atardecer y que se consiguen fotos únicas de la ciudad y sus alrededores.

Estuvimos encantados en el Room Macarena y alucinamos con el ático del Hotel Mercure Santo Domingo y su jardín vertical, una selva en el centro de la ciudad que es un prodigio y una oda al buen gusto.

Unos paseos por las alturas que nos permiten contemplar la ciudad desde un punto de vista único, increíble, repleto de sorpresas que descolocan la ubicación de los edificios más importantes de la ciudad y pone a prueba nuestro sentido de la orientación.

Y para remate de un gran día, una última novedad que sin duda llama la atención a cada paso que das dentro del recinto, un espacio multiusos en el que igual puedes tener una habitación, como tu propio despacho, tu sala de reuniones, tu terraza, tu ático o tu piscina con vista al Palacio Real…éste nos lo guardamos para nosotros porque haremos un post dentro de poco en el que hablaremos sobre él.

Pues esto es todo por esta temporada. Con la satisfacción de cerrar un nuevo y apasionante episodio de aquello que empezó como un sueño y que año tras año se sigue cumpliendo gracias a tod@s vosotr@s.

Nos volvemos a ver en septiembre con novedades y con fuerzas renovadas.

Ruta por Toledo

Una ciudad 10 se merece una ruta 10 y esa es la calificación que debemos dar a un recorrido sin parangón, que sin duda ha llevado a las 25 personas que nos acompañásteis a conocer una ciudad sencillamente increíble, Toledo.

Y es que el recorrido por sus calles es una verdadera delicia, más cuando te sales de los lugares más bulliciosos o más turísticos pasando a rincones inhóspitos o muy poco conocidos.

Una ciudad que cuenta con más de 2.000 años de historia es normal que nos regale sitios sorprendentes y únicos que nos trasladan a tiempos pretéritos en los que por momentos puedes llegar a imaginarte cómo se vivía allí en la Edad Media.

Con estos antecedentes no es de extrañar que el Casco Histórico de Toledo esté catalogado como Patrimonio de la Humanidad porque es muy difícil encontrar una ciudad que albergue restos de todas las civilizaciones que han ido pasando por ella a lo largo de los siglos.

Si a todo esto le añades la posibilidad de poder recorrer por la noche las estrechas calles de la Judería, el disfrute empieza a ser de categoría superior, porque éste barrio es sin duda uno de los mayores atractivos de la urbe.

Y si encima culminas cenando en una de las terrazas con mejores vistas de la ciudad, llegas a la conclusión de que la ruta de Toledo se convierte en una de las más bonitas e interesantes de las que tenemos dentro de nuestro catálogo.

En septiembre tenemos pensado volver ¿te lo vas a perder?

Ruta Puentes de La Adrada

Y llegó el día de recorrer uno de los entornos naturales más estupendos del Valle del Tiétar, la Ruta de los Puentes de la Adrada, esa en que la realidad ha superado las expectativas, y si no que se lo pregunten a las 15 personas que nos acompañaron en éste día increíble.

Un recorrido sencillo, amable y al alcance de tod@s llevado a cabo en un día perfecto, tanto por su temperatura como por su entorno.

Y es que disfrutar de un entorno tan verde en la ribera del río Tiétar pasando por tres de sus puentes más antiguos ha sido una pasada digna de parajes mucho más norteños.

Claro que si a éste entorno le añadimos una parada a mitad de los 10 kms para coger fuerzas y disfrutar de un gran aperitivo, esta ruta se va convirtiendo en una ruta de ensueño.

Una vez reconfortados y con las fuerzas intactas, el volver se hace más rápido y eficaz porque el objetivo está más cerca y el olor del magnífico banquete que hemos preparado llega al olfato de tod@s nuestr@s acompañantes.

Y por fin, una vez cumplido con nota el recorrido en su totalidad, la recompensa no se hace esperar. Al fondo una serie de mesas y sillas colocadas sobre la sombra de frondosos pinos, nos advierte sobre el lugar donde solazar y disfrutar de una comida exquisita.

Una ruta tan sencilla como perfecta con un final para enmarcar que sin duda tod@s l@s presentes agradecieron sobremanera para completar un día para el recuerdo.